Flash
Dr. Noel Rodríguez
Dra. Ma. De Jesús Ambriz
Vivir Sin Alergias
El Futuro
Alergias
Asma
Rinitis / Sinusitis
Alergias de la Piel
Otros temas de Interés
Medidas de Control Ambiental

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alergia a Animales

Prácticamente todos los animales de piel ó plumas pueden producir alergia en las personas. Sin embargo, se requiere de compartir por tiempos prolongados ambientes comunes con estos animales para que una persona con predisposición genética para alergias desarrolle verdaderas reacciones alérgicas a ellos. Por ello, los animales más frecuentemente involucrados en las alergias en el hombre son el perro y el gato por ser los que más conviven con él como mascotas.

La alergia a estos animales (gato y perro) ocurre en aproximadamente en el 15% de la población. Sin embargo, el porcentaje se eleva a más del 20 % para las personas que padecen Asma. En general, los gatos son más alergénicos que los perros (por frecuencia y por severidad).

Ciertas proteínas de los animales que se encuentra en la saliva, en la caspa (descamación de la piel ) ó en la orina de un animal pueden ser alergénicas para el hombre. La gente no es alérgica en sí al pelo de un animal como muchos creen. Estas proteínas se desprenden de la piel ó se desecan y pulverizan (en el caso de la orina y la saliva) y son acarreadas por el aire en forma de partículas de polvo muy pequeñas, que van contaminando con el tiempo el interior de los hogares y el polvo de ésas casas, y por lo general, a mayor tiempo de permanencia del animal en ésa casa, mayor serán, proporcionalmente las concentraciones de estos alergenos en el hogar. Estos alergenos son llevados por el aire, y pueden ser contactados por las superficies de los ojos ó las vías respiratorias (nariz, bronquios), causando allí los síntomas alérgicos ó inclusive en sitios distantes del sitio de entrada de éstas partículas. La piel también puede reaccionar en forma directa con alergia (ronchas ó comezón) al contacto con estos alérgenos, sobre todo los de la saliva de estos animales.

Aunque pueden existir reacciones tardías (más de 12 hs ), generalmente los síntomas ocurren en pocos minutos después de contacto con los alergenos del animal (contacto directo ó por el aire). Para algunas personas, los síntomas se pueden desarrollar en varias horas y ser más graves 12 horas después de que se haya interrumpido el contacto con el animal.

Los síntomas más frecuentemente reportados son de Rinitis (estornudos, comezón nasal, moco líquido, bloqueo nasal), asociado ó no a Conjuntivitis (enrojecimiento, lloriqueo, comezón ocular, etc.). Sin embargo las reacciones pueden ser más severas: Asma (espasmo bronquial y dificultad para respirar, con accesos de tos, flema en el pecho, etc.) o pueden incluso causar Urticaria, Angioedema (hinchazón de diversas partes del cuerpo), Dermatitis por contacto, prurito generalizado ó Anafilaxia (reacciones severas con ataque a varios órganos ó partes del cuerpo, con ó sin baja de la presión arterial ó choque).


Tratamiento

El mejor tratamiento para la alergia de gato y perro es quitar el animal de la casa y evitar otros tipos de contacto cuando sea posible. El dejar a los animales fuera de casa solamente, es sólo una solución parcial, ya que los estudios han demostrado que las mascotas en el patio siguen contaminando lentamente las casas por dentro, pudiendo llegar a concentraciones de alergenos similares a casas con animales dentro.

Pelo de GatoSi su hijo ya es alérgico (a otras cosas) y tiene Rinitis y/ó Asma no le conviene adquirir una mascota de pelo ó plumas. Esto incluye conejos, cobayos, ratones, hámsters, monos y todo tipo de aves (pollos, loros, canarios, palomas, pichones, gorriones, periquillos, etc.). Si insiste, trate que escoja mascotas sin pelo ó plumas, aunque no sean tan populares: Tortugas, cangrejos, peces, serpientes, iguanas, camaleones, etc.

Si por cualquier motivo, deciden no deshacerse del animal, (aunque esto no sea lo más aconsejable), aún pueden hacerse cosas para minimizar la contaminación por estos alérgenos en el hogar.

Medidas Preventivas

Mantenga a la mascota ofensiva fuera de su cuarto. Ya que se pasan muchas horas de sueño al día en el cuarto, el solo hecho de mantener a la mascota fuera de este cuarto reducirá la exposición considerablemente. Cada vez que entra el animal al cuarto deja alérgenos, por lo que la mascota debe permanecer fuera del cuarto (al menos) todo el tiempo. Evite que entren también a otras habitaciones donde el alérgico pase mucho tiempo.
   
Mantenga a la mascota todo el tiempo fuera de la casa. Cómpreles una casa de mascota para protegerlos del clima y no tenga que meterlos por ésa causa.
   
Báñelo con jabón ó champú por lo menos cada semana. Existe evidencia reciente que bañando al animal semanalmente reducirá la cantidad de alérgenos que se distribuyen en el ambiente.
   
Cepillar el pelo de la mascota en el exterior, lo más frecuente que sea posible. No debe hacerlo la persona alérgica. Esto ayudará a quitar el pelo suelto y los alergenos de su mascota, disminuyendo la cantidad que se deposita en el interior.
   
Lave ó limpie la casa ó jaula de la mascota con cierta frecuencia, esto reduce sobre todo el alergeno presente en la orina del animal, la que suele ser la fuente del alergeno principal en especies pequeñas , como los conejos, hámsters y cobayos.
   
Un gato o perro produce cierta cantidad de alergenos por semana. Esta cantidad varía mucho de un animal a otro. Los alergenos se acumulan en áreas tales como alfombras, colchones, cojines y aun sobre superficies verticales y horizontales de un cuarto. Ya que las partículas de alergenos pueden penetrar las telas, se sugiere que los colchones y cojines se coloquen en fundas de plástico con cremallera para prevenir la liberación de alérgenos cuando se compriman.
   
El uso de aspiradora no ayuda mucho en los problemas alérgicos a partículas caseras (polvo, ácaros, hongos, caspa de animales) ya que no extrae el polvo de la parte de abajo de la alfombra, y de hecho, puede volverlas a suspender en el aire, si no cuenta con filtro de alta eficiencia. La limpieza al vapor de las alfombras puede ser mejor que el aspirado en seco, sin embargo esto favorece el crecimiento de hongos por debajo de ella, que también pueden ser alergénicos. La mejor solución es tener un piso de madera ó mosaico, con tapetes removibles que puedan ser lavados.
   
Una opción preventiva adecuada para reducir los aero-alergenos en el ambiente interior, son los filtros de aire caseros, pues reducen (no eliminan del todo) las partículas alergénicas suspendidas dentro de las casas. Estos podrían ayudar a eliminar algo de la caspa de mascotas y otros alergenos en su casa.
   
Reemplace la ropa de cama y las alfombras que tengan caspa de animales. Puede tomar semanas o meses para que telas eliminen los alérgenos. En algunas casas, los alérgenos animales podrían persistir por un año o más después de que el animal ha sido removido. Es preferible mantener a los animales fuera de su cuarto y usar ropa de cama y alfombras nuevas.

Otros Tratamientos

PerroLa Alergia a proteínas animales es casi totalmente prevenible, esto es: Sí es factible eliminarlos de nuestro ambiente. Por eso mismo, tradicionalmente los especialistas en Alergia no recomendamos tener animales alergénicos en casa de personas con alergia ó con potencial para serlo. Esta recomendación es válida también para aquellos alérgicos que aún no hayan desarrollado sensibilidad a animales, pues con el tiempo lo más probable es que la desarrollen.

Debido precisamente a que son alergias prevenibles, normalmente no es aconsejable intentar programas de desensibilización (inmunoterapia) en estos pacientes alérgicos a animales. Aunque ya hay estudios que demuestran que ésta puede ser una alternativa, hasta el momento, su eficacia es sólo parcial, y no está exenta de riesgos. Este tratamiento no se considera comúnmente hasta que las medidas de control ambiental que aquí señalamos y los medicamentos se han llevado a cabo con pobres resultados.

Puede estar indicado además, usar medicamentos anti-alérgicos (anti-histamínicos) o anti-asmáticos, si es el caso, antes de una exposición programada con animales, ocasionalmente, ó por un tiempo si ya la reacción está dada.

Es posible que una persona alérgica a algún animal deje de serlo con el simple paso del tiempo, pero para que ello suceda, sigue siendo necesario que evite lo más posible el contacto con el animal ó con sitios contaminados por ellos. Desgraciadamente, la mayoría de los alérgicos mantienen ésta sensibilidad por toda la vida.

Su Alergólogo le puede brindar más información acerca de la Alergia a los Animales.

Información obtenida de COMPEDIA

Ir Hacia Arriba

 
 
                             drnoel@alergia.ws
 
   
      Desarrollado por: www.unsitio.com